Los cuatro pasos de La Dieta Duncan

El doctor francés Pierre Dukan es el inventor de este sistema, insiste en que esta dieta no es una moda. Esta dieta es un régimen hiper-proteínico que consta de 4 pasos.

Fase de Ataque de La Dieta Duncan (días PP): es el primer paso de la dieta y dura un promedio de 8-10 días, se basa en comer solamente proteínas. En esta fase están permitidos alimentos tales como carnes (todas), pescado, leche (mejor descremada), jamón, huevos.

Fase de Crucero de La Dieta Duncan (días PV): el segundo paso de la dieta dura entre 50 a 60 días, consiste en alternar días donde solo se consumen proteínas con días donde se comen proteínas junto con algunas verduras.

Fase de Consolidación de La Dieta Duncan: el tercer paso dura un período de 10 días por kilo perdido y consiste en consolidar la pérdida de peso.

Fase de Estabilización de La Dieta Duncan: es la fase menos agresiva y la más extensa debido a que se prolongará por el resto de la vida. Las personas pueden volver a ingerir todos los alimentos, aunque deben seleccionar un día a la semana como la el día de las proteínas.


ANTES DE EMPEZAR LA DIETA DUNCAN


Hay que estar motivada y decidida a llegar hasta el final.
¿Por qué? Muy sencillo, si nunca has hecho ninguna dieta basada en el incremento de proteínas, verás unos resultados espectaculares, pero si no logras llegar hasta el final, subirás los kilos tan rápido como los bajaste.
Esto se debe a que el cuerpo reacciona ante un ataque, y perder muchos kilos, él organismo lo entiende como un ataque. Y en seguida, empezará a acumular todas las grasas que pueda.
Por tanto, debemos respetar las 4 fases de la dieta duncan. Y por eso debemos estar bien concienciados y aceptar este reto hasta el final, para que no sea peor el remedio que la enfermedad.

Conocer nuestra salud actual.
Cualquier regimen se debería realizar bajo control médico. Y sí, soy consciente de que el 90% de los casos no es así. Pero por eso la mayoría de veces fracasamos. Aún así, si estamos decididos a seguir las instrucciones del libro, y no consultar con un especialista, debemos estar seguras de que no tenemos ningún transtorno alimentario, ninguna patología que pueda empeorar, etc. Bajar 20kg o incluso 40kg no nos compensa si acabamos en el hospital.

Entender que esto es una carrera de fondo, no una carrera corta. Lo que bajemos poco a poco, permanecerá si llegamos hasta el final de la carrera. Si queremos milagros, a poner velas a la virgen, como decía mi abuela.

Deporte, deporte y más deporte. No necesariamente pegarnos un palizón, el hecho de caminar rápido 30 minutos y cambiar ascensor por escaleras para subir a casa… es más que suficiente. Pero no lo olvidemos por nada del mundo. Hay un cambio abismal de hacerlo a no hacerlo.